Advertencia

Fuego. Explosión de fuego. Destrucción expresada en incendios. Términos de fuego interno. El cataclismo de la crematoria de cuerpos es fuego. La ciudad en llamas es fuego. La fogata extendida es fuego. El infierno está frío. Aquí está el fuego: Llamaradas de atención al cielo que se nubla; como indios con señales de humo; como dioses clamando más dioses.
Fuego. Nada más que fuego. Fuego externo: mírate dentro. Implosión de FUEGO.

sigues siendo imprescindible en las transformaciones que suceden en la galaxia entera.

Ardamos

miércoles, 23 de junio de 2010

Felicidades

La felicidad es un rastrojo caminado
por la infinidad del tiempo/ con tanta nada
que respira la fatiga, la muerte.

Tanta mueca de alegría
no abastece las quimeras de la vida
y alimenta en ocasiones la codicia de la sangre o del dinero.

-sin embargo-

las alpinistas gotas de los ojos
son libres en el muro universal del rostro
cuando abrazan al cansancio, a la memoria sonriendo, pero muerta...
¿dónde se fue el placer eterno? ¿dónde el juego mágico?
¿cuándo nos invadió al completo el nervio vacuo y triste?
/¿cuándo nos invadió el espejo vacío de nosotros, repleto de hueca oscuridad?

-al sueño
le sobran gemidos y recuerdos de otros sueños
vivos

-en el momento del abandono
se perdió
la guerra, en paz con la vida/
voló
la calma con el niño de mi ayer/
nació la sonrisa
cuando la profundidad de
la alegría ya se había suicidado.

La felicidad
me abraza a veces
/se escapa.
Vuelve.
Muere.

Mi boca busca
una mirada/ la gelatina del deseo
para llevarme
un beso
una alegría
-la felicidad de liberarme con abrazos.

En la búsqueda
jugamos con la muerte
y morimos con el juego
de llorar a la felicidad
y de sonreír a la tristeza.

2 comentarios:

José de Andrés dijo...

Que bueno reencontrarme con la hondura de tus poemas. Me alegro de estar abordo de este tren contigo. Un abrazo Compañero.

Lamuen Zomelli dijo...

siendo todo sueños, ¿ qué vida ensoñada de sueños creo soñar mientras sueño?

Un sueño te hace recordar. La consciencia de un sueño: vivir.