Advertencia

Fuego. Explosión de fuego. Destrucción expresada en incendios. Términos de fuego interno. El cataclismo de la crematoria de cuerpos es fuego. La ciudad en llamas es fuego. La fogata extendida es fuego. El infierno está frío. Aquí está el fuego: Llamaradas de atención al cielo que se nubla; como indios con señales de humo; como dioses clamando más dioses.
Fuego. Nada más que fuego. Fuego externo: mírate dentro. Implosión de FUEGO.

sigues siendo imprescindible en las transformaciones que suceden en la galaxia entera.

Ardamos

martes, 8 de junio de 2010

Cadáver.Exquisito.: Pantomima

En lo clausurado de una habitación, junto con su respectiva cama sin hacer como su madre solía repetir, su mesa abarrotada de elementos funcionalmente inútiles, su armario enseñando sus entrañas, su ropa interior haciendo de alfombra y su frío ordenador soportando las calenturas de llevar encendido una eternidad( 24 horas extensas más lo que tarde en descargarse la película porno o de cine mudo), consigue sobrevivir un joven que ronda los 18 años luz( por favor, iluminación en su cuarto). Éste tiene amigos y ha quedado con ellos. En el Chat. Ahora chatea, y ahora también. Y sigue chateando hasta que alguien le chatea extravagantemente:

(Miren los comentarios y continuad leyendo la historia)

5 comentarios:

J.Gomis López dijo...

-Eh,amigo, tengo un tatuaje; no sé dónde ni sé el qué; pero creo que está en el corazón -el cual no sé ´con exactitud dónde está, nunca lo he visto de cerca- algún día, cuando estés dispuesto a abrirme las entrañas para conocer un corazón te enseñaré mi tatuaje. La pintora de mi alma me dijo que merece la pena, pero yo preferí no verlo. Espero que la muerte no me espere en el instante en el que las entrañas se me abran cuando decida verlo; por el momento espero..., espero, espero...conocer a alguien que tenga otro tatuaje dentro de su cuerpo, me dijeron qu no era habitual. Si conoces a alguien me gustaría saber cómo se siente; yo creo que soy un extraño, a veces la tinta devora mis adentros, no sé si es normal, pero no sé si hay algo normal. Mi cadáver está dispuesto a morir por la tinta del tatuaje de mi alma acorazonada, pero mi vida, no lo sé. Quizás también, ¿quién sabe? Yo, estoy perdido.

Diego dijo...

Suena el despertador, ya no es de dia, 20:12. y las teclas le habían dejado marcada la cara.

-Me voy a lavar la cara- pensó para sus adentros. Muchas veces había notado que el pecho le ardía, cuando caminaba, cuando reía, cuando miraba hacia detrás y cuando le hacían cosquillas en el pie izquierdo.
Recordó la conversación que había tenido en el chat la noche anterior, ¿o el dia anterior? en todo caso decidio mirar el historial... se bloquea el ordenador. Reiniciar.

Vuelve a conectarse y el mismo usuario continua conectado, le escribe:

-Hola, ¿quien eres? ¿Hable ayer contigo?-

....

J.Gomis López dijo...

-Hola. ¿Quién soy? Eso mismo me pregunto yo. Sólo sé que me duele el pecho. Que ayer hablé con alguien aquí. Que no sé quién es ese alguien y que no puedo hacer nada para desprenderme de este peso del pecho. Maldita tinta. ¿Tu quién eres? Mi memoria me la ha robado un sueño durante la noche, aunque es muy posible que haya sido la tinta del maldito corazón. Da igual. ¿Quién eres tu? ¿Recuerdas algo de ayer por la noche? Necesito ayuda, de la muerte o de la vida.

Gabri dijo...

Dicen que trasnochar es malo para nuestra integridad; yo pienso que hoy no me apetece integrar en nada, o que si por otra parte he de integrar en algo lo haré en su recuerdo, para, porsupuesto cubrir la integridad de su ausencia.Y por un momento la parte dejará de ser uno y después..ella será en mi,por fin,todo.

J.Gomis López dijo...

Desde luego. Ella será por fin todo. Ella. Ella. Ella fue quien me tatuó el corazón. Ella, tan llena de amor y de muerte. Ella, que me invadió de tinta gélida y candente. Ella, que me clavó un beso y una daga como si fueran la misma cosa, como si nada doliera y nada jugara y nada riera. Ella. Cómo la quiero, con cada palpitación, con cada respiración. Ahora me queda un despido pero tan sólo es un "hasta luego". Ella acaba llegando siempre abrazando algunos "nunca".