Advertencia

Fuego. Explosión de fuego. Destrucción expresada en incendios. Términos de fuego interno. El cataclismo de la crematoria de cuerpos es fuego. La ciudad en llamas es fuego. La fogata extendida es fuego. El infierno está frío. Aquí está el fuego: Llamaradas de atención al cielo que se nubla; como indios con señales de humo; como dioses clamando más dioses.
Fuego. Nada más que fuego. Fuego externo: mírate dentro. Implosión de FUEGO.

sigues siendo imprescindible en las transformaciones que suceden en la galaxia entera.

Ardamos

miércoles, 25 de mayo de 2011

Reflexión deteriorada


Lo material huye de nosotros en cuanto a que lo creado, una vez aposentado como ser propio, busca su mayor desarrollo. La posesión de la materia debería mostrarse como algo inalcanzable; nosotros mismos, como cuerpo no somos más que carne en deterioro, somos el tiempo desplazándose en horizontal, hacia un precipicio en el que todos, más temprano que tarde, acabamos cayendo. Buscamos, buscamos y buscamos lugares en ese camino horizontal que nos demuestren que no andamos en vano, que tenemos felicidad, o capacidad para ser felices; pero nos equivocamos buscando la sonrisa eterna, la alegría pletórica de las cosas, que como nosotros, son el puro deterioro. En un intento nulo por apropiarnos del deterioro ponemos precio a las cosas antes de ser conscientes de su valor: su carácter perecedero, nuestro carácter inherente perecedero. Somos un otoño constante. Nos caemos y volvemos a crecer, crecemos y volvemos a caer; ganamos y perdemos el color. Apreciémoslo. No nos pongamos precio, démonos valor, démoselo al deterioro, al volcán que bulle vida y a la vida que respira nuestra muerte. La felicidad está por dentro, en todo lo que no vemos, en todo lo que sentimos como deterioro y como eternidad.

1 comentario:

Eléffaris dijo...

La Felicidad está en todo lo que no vemos.