Advertencia

Fuego. Explosión de fuego. Destrucción expresada en incendios. Términos de fuego interno. El cataclismo de la crematoria de cuerpos es fuego. La ciudad en llamas es fuego. La fogata extendida es fuego. El infierno está frío. Aquí está el fuego: Llamaradas de atención al cielo que se nubla; como indios con señales de humo; como dioses clamando más dioses.
Fuego. Nada más que fuego. Fuego externo: mírate dentro. Implosión de FUEGO.

sigues siendo imprescindible en las transformaciones que suceden en la galaxia entera.

Ardamos

domingo, 10 de octubre de 2010

Símbolo de una preocupante involución

El título atiende a una posible definición de falacia.Bonito y polémico tema el que hoy me tiene aquí, un día más, tecleando pequeños botones blancos con caracteres de color negro capaces de reproducir una serie de símbolos en una muy pequeña fracción de segundo, unos símbolos que el ser humano tarda varios años en asimilar, reproducir y comprender. ¿Acaso por ello los ordenadores son mejores que los humanos? ¿O son mejores los humanos que los ordenadores por el mero hecho de ser sus creadores?

Sí, eso es una falacia. Es probable que en estos tiempos en los que, en muchas ocasiones, todo parece ir al revés de como debería ir, cualquier pensamiento humano pueda convertirse en un pensamiento falaz, es probable que, aquello que hoy en día defendemos a capa y espada, en unas decenas de años no sea adaptable a ese mundo tan, en mi opinión, difícil de imaginar por su capacidad de destrucción. Todo esto es posible porque, como actualmente podemos observar, numerosos son los pensamientos que, forjados décadas atrás, hoy sólo responden a la llamada de la ignorancia.

Esto se debe a que, en la opinión del escriba electrónico que aquí percute sus teclas, en todos los momentos actuales que han existido a lo largo de la historia, los pensamientos anteriores no han sido respetados. Siempre han sido modificados o borrados, siempre al servicio de unos intereses e ideologías, que no han hecho sino corromper grandes nociones de saber que, en caso de caer en manos de una inteligencia no corrompida, podrían habernos hecho vivir una nueva edad de oro, pues, ¿acaso en la Antigua Grecia no se respetaba y complementaban los conocimientos preexistentes? Quizá desconocían la primera de las 3 verdades que, bajo mi punto de vista, imperan en el mundo que hoy nos ha tocado vivir:
- Lo nuevo siempre es mejor que lo antiguo
- Lo caro siempre es mejor que lo barato
- Lo propio siempre es mejor que lo ajeno

Quizá estas sean tres de las falacias que rigen este mundo, falaz por naturaleza propia, y que, de una forma u otra me permiten imaginar un mundo futuro en el que se llegue a negar la existencia de ciertos animales, enfermedades e incluso acontecimientos históricos, única y exclusivamente para satisfacer los deseos de uno u otro personaje poderoso, y es que, tras miles de años de historia, el hombre sigue siendo fiel a sus principios derivados del mundo de los primates: el líder guía al resto de la manada que se limita a seguir fielmente sus indicaciones sin preguntar ni criticar una serie de conductas que, en el caso de "manadas humanas" pueden conllevar consecuencias cuanto menos desastrosas.

Alea iacta est

1 comentario:

Lamuen Zomelli dijo...

Nos olvidamos del gran auge del conocimiento sobre el ser humano que aconteció en los egipcios.

Quiero que vean en youtube unos videos referidos a Egipto en su esplendoroso momento: "El Ojo de Horus"

Espeluznante