Advertencia

Fuego. Explosión de fuego. Destrucción expresada en incendios. Términos de fuego interno. El cataclismo de la crematoria de cuerpos es fuego. La ciudad en llamas es fuego. La fogata extendida es fuego. El infierno está frío. Aquí está el fuego: Llamaradas de atención al cielo que se nubla; como indios con señales de humo; como dioses clamando más dioses.
Fuego. Nada más que fuego. Fuego externo: mírate dentro. Implosión de FUEGO.

sigues siendo imprescindible en las transformaciones que suceden en la galaxia entera.

Ardamos

sábado, 17 de julio de 2010

Octavia

Si quereis creerme, bien. Ahora diré cómo es Octavia, ciudad telaraña. Hay un precipicio entre dos montañas abruptas ; la ciudad está en el vacío , atada a las dos crestas por cuerdas y cadenas y pasarelas. Uno camina por los travesaños de madera , cuidando de no poner el pie en los intervalos, o se aferra a las mallas de una red de cáñamo. Abajo no hay nada en cientos y cientos de metros ; pasa alguna nube, se entrevé más abajo el fondo del despeñadero.
Ésta es la base de la ciudad; una red que sirve para pasar y para sostener. Todo lo demás , en vez de alzarse encima, cuelga hacia abajo : escalas de cuerda, hamacas, casas en forma de bolsa, percheros, terrazas, cestos colgados de cordeles, montacargas, duchas, trapecios y anillas para juegos, teleféricos, lámparas de luces, tiestos con plantas de follaje colgante.
Suspendida en el abismo, la vida de los habitantes de Octavia es menos incierta que en otras ciudades. Sabe que la resistencia de la red tiene un límite.

1 comentario:

J.Gomis López dijo...

Ey Gabri, este texto lo había leído en alguna parte, no sé ni cuándo ni dónde pero sí, lo he leído. Es una gran idea la de las ciudades; este hombre le saca jugo, al menos eso parece con Octavia.